Cómo controlar a un niño agresivo

Cómo controlar a un niño agresivo

controlar a un niño agresivo
Cuando un niño, incluso un niño pequeño, se irrita y se vuelve agresivo, puede suponer un grave riesgo para sí mismo y los demás, incluyendo a los padres y hermanos.

No es raro que los niños que tienen problemas para manejar sus emociones pierdan el control y dirijan su angustia gritando y maldiciendo, lanzando objetos peligrosos, o golpeando cosas.

Puede ser una experiencia aterradora y estresante para toda la familia y por supuesto para el niño también. Los niños a menudo sienten lástima después de que se calman.

Considerando ello ¿Entonces cómo controlar a un niño agresivo?

Es útil entender primero que el comportamiento apropiado es la comunicación. Un niño agresivo, es un niño angustiado. Él no tiene la habilidad para manejar sus sentimientos y expresarlos de una manera más madura.

Los niños agresivos carecen de lenguaje o control de sus impulsos, o habilidades de

resolución de problemas.

A veces los padres ven este tipo de comportamiento explosivo como manipulador. Pero estos niños por lo general son incapaces de manejar la frustración o la ira de una manera más eficaz. Podemos también sospechar de un Trastorno Negativista Desafiante, pero podría de igual forma ser un gran problema al momento de enfrentar esta situación.

No obstante, la forma de reaccionar cuando un niño arremete tiene un efecto sobre si continuará para responder a la angustia de la misma manera, o aprender mejores maneras de manejar los sentimientos para que no se vuelvan abrumadores.

Aquí algunos Aristotips

1. Mantén la calma.

Frente a un niño agresivo, es fácil sentirse fuera de control y empezar a gritar también para controlarlo. Pero cuando gritas, tiene menos posibilidades de llegar a él y sólo vas a conseguir hacerlo más agresivo y desafiante.

Sabemos que es difícil pero una de las claves es mantener la calma y el control de tus propias emociones, convirtiéndote primero en un modelo para tu hijo y enseñarle a hacer lo mismo.

2. No ceder.

Hacerlo sería animarlo a seguir este comportamiento y aceptar lo que quiere con el fin de hacer que se detenga.

3. El elogio.

Cuando se haya calmado, elógialo. Y cuando lo hagas, trata de expresar tus sentimientos con palabras, con calma, tratando de llevarlo a asumir un compromiso sobre un área de desacuerdo.

4. Habilidades de resolución de problemas.

Cuando tu hijo no está en plena rabieta, es el momento para ayudarle a comunicar sus sentimientos y dar soluciones a los conflictos antes de que se conviertan en brotes de agresividad. Se le puede preguntar cómo se siente y cómo piensa que es posible resolver un problema.

5. Los tiempos de espera y los sistemas de recompensa.

Los tiempos de espera para la mala conducta no violenta puede funcionar bien con niños menores de 7 u 8 años. Si es mayor mejor. Crea un sistema de refuerzo positivo para el comportamiento apropiado.

6. Evita los desencadenantes.

El Dr. Vasco Lopes, un psicólogo clínico, dice que la mayoría de los niños que tienen rabietas frecuentes, lo hacen en tiempos muy predecibles, como el tiempo de la tarea, la hora de acostarse, o cuando es el momento de dejar de jugar, ya sea con sus Legos o la Xbox.

Por lo general un padre presiona el gatillo cuando los obligan a hacer algo que no les gusta, o dejan de hacer algo que les gusta.

Lo mejor es aplicar advertencias de tiempo como por ejemplo “vamos en 10 minutos a hacer esto o lo otro”

¿Qué tipo de rabieta es?

El manejo de una rabieta también depende de su gravedad. La primera regla en el manejo de las rabietas violentas es hacer caso de ellas tan a menudo como sea posible, ya que incluso la atención negativa, como decirle al niño que se detenga, podría alentarlo a seguir.

Pero cuando un niño está llevando su agresión a un plano físico, no es recomendable

trata de ignorarlo, ya que puede resultar peor para todos

En esta situación, el Dr. Lopes aconseja poner al niño en un ambiente seguro donde no tengan acceso a ninguna recompensa.

Si el niño es pequeño de 7 años o menos, trata de llevarlo a una silla. Si no se queda en la silla, llevarlo a un área en la que puede calmarse por su cuenta sin que nadie más esté en la habitación. De nuevo, para que este método funcione, no debe haber ningún juguete o juego en la zona que podría hacer que sea gratificante.

Tu hijo debe permanecer en esa habitación durante un minuto, y debe estar tranquilo antes de que se le permita salir. Luego se debe volver a la silla y que se quede allí.

“Lo que esto hace, es dar a tu hijo una consecuencia inmediata y consistente sobre su agresividad y elimina todos los accesos a reforzar cualquier gratificación por su comportamiento”,

explica el Dr. Lopes.

Si esto no es suficiente y a menudo es alarmante y estresa mucho a la familia, es importante buscar ayuda profesional.

En el Centro Psicopedagógico Aristo tenemos un programa eficaz que no sólo ayuda a mejorar su conducta controlando su ira y frustración, sino también potencia muchas habilidades adormecidas en el desarrollo de su aprendizaje.

aristo miguel

Obviamente antes de ello, es mejor averiguar a qué se debe su agresividad, ya que el origen puede ser más complejo, incluso neurológico. (No es para alarmarse pero si para tomar cartas en el asunto de manera más seria y profesional).

Recordemos que la agresividad es sólo una conducta resultante de algo más. Existen varias condiciones psicológicas o neurológicas que puede provocarlo.

De allí la importancia de hacer una evaluación al Niño en una primera cita en nuestro Centro Aristo y así empezar a comprender la situación para luego ocuparnos de ella cn la ayuda de la familia y de nuestros profesionales encabezados por nuestra directora Jenny Zegarra Mardini.


RESERVA TU CONSULTA AQUÍ

Post navigation

(10) Comments

  • Marilin Liliana Laura Zela

    Es muy bueno es te articulo que nos permite ayudar a nuestros pequeños, pero que hacemos cuando estos ya jovenes de 18 años…

    • Centro Psicopedagógico Aristo

      Hola Marilin. Muy buena pregunta. Ciertamente la tratativa de hijos adolescentes es diferente. Vamos a crear contenido alrededor de tu pregunta muy pronto para así aportar mayores consejos. Un saludo y gracias por comentar.

  • Liliana

    Buenas noches, por favor quisiera saber que hago, mi hijo se esta portando mal no hace caso en clase. Dice palabras como la profesora es burra, no me hace caso aveces, y tengo miedo que empeore, aunque aveces me hace caso en las tareas, dice quererme mucho, quiere que le abraze a cada rato. Soy madre soltera y ya se me fue la paciencia, su papa no lo visita y le dijo en una oportunidad que el ya no es importante en su vida xq tendrá un bebé.

    • Centro Psicopedagógico Aristo

      Hola Liliana. Es importante que tú desarrolles una figura de autoridad frente a tu hijo. Esto no significa responder con la misma agresividad sino más bien empezar a darte cuenta cuando das recompensa y cuando la quitas. A menudo el ceder a sus abrazos constantes puede darle un mensaje que está recibiendo premios y no es nada grave en realidad lo que pasa. Si estás en Arequipa puedes reservar una consulta personal. Vamos a realizar más contenido respecto a ello para que podamos aportar con más consejos a situaciones como las tuyas. Muchas gracias por comentar. ¡Suerte!

  • Carmen rosa

    Muy bueno el comentario pero como puedo hacer yo tengo un niño de 5 años tratamos de ablarle pero se pone terco contesta y algunos momentos me manda manasos ya no sabemos k hacer se terquea feo de un tiempito Asia ca no quiere hacer tareas por favor necesito un consejo

    • Centro Psicopedagógico Aristo

      Hola Carmen Rosa. Cuando sentimos como padres que ya no sólo no podemos controlar al niño, sino no podemos ayudarlo, necesitamos ayuda profesional. A partir de ciertos comportamientos agresivos, podemos intentar controlar su agresividad. Te invitamos a que nos visites en el Centro Aristo para poder orientarte personalizadamente. La agresividad de tu niño puede ser causada por muchos factores, y según ellos te podremos dar consejos para manejarlo pero necesitamos más información.

  • Ana

    Buenas noches, gracias x el articulo pero me hizo preocupar un poco ya que tengo un bebe de 2 años que es agresivo frecuentemente , cada vez q ve a un niño va a golpearlo ya aue el es sfuerte y alto le hace llorar y luego dice que quiere darle besito y curarle o cuando me golpea a mi de la colera le reto y se golpea el mismo fuertemente … ello me preocupa pq es aun pequeñito y hace todo eso .. siempre esta haciendo algo o tratando de hacer algo que generalmente es peligroso para el ya que con sus juguetes se aburre rapidamente … su papa y yo hacemos casi todo lo que indica el articulo desde hace mese pero él sigue agresivo, Y la verdad que mi paciencia se esta acabando ya no soy como antes. Nose de que otra forma podria ayudaroo a mi bebe.

    • Centro Psicopedagógico Aristo

      Hola Ana. Efectivamente. Lo que nos comentas nos da una idea de lo que le sucede con tu pequeño. Pero necesitamos evaluarlo y conversar contigo personalmente para estar seguros. Reserva una cita con nosotros para poder ayudarte y orientarte mejor. Puedes usar el formulario de arriba. Quedamos a la espera.

  • Bertha

    Hola soy Berta. ayúdame tengo un niño de 2 años y medio y a empezado contestarme y no me obedece y cuando le repito empieza a jugar y ya no se que hacer e empezó a jalarle y darle en la cola con mi mano pero ni aun así cambia

    • Centro Psicopedagógico Aristo

      Hola Bertha. Cada caso es particular. Por favor reserva una cita con nosotros en el Centro. Nuestra directora especialista Jenny Zegarra. Te atenderá.

  • Deja tu comentario