7 Diagnósticos erróneos más comunes en niños

7 Diagnósticos erróneos más comunes en niños

diganosticos comunes equivocados

Muchos síntomas pueden manifestarse por una variedad de razones, y pueden reflejar varios diagnósticos diferentes. Es por eso que los buenos profesionales en psicopedagogía le dará a tu hijo una evaluación completa basada en una amplia gama de información antes de llegar a un diagnóstico.

Es crucial entender esto ya que debemos saber lo que realmente está detrás de un comportamiento determinado, porque al igual que en la medicina, el diagnóstico que recibe tu hijo puede cambiar drásticamente el tratamiento apropiado.

Los medicamentos para el TDAH, por ejemplo, no funcionarán si la inatención o el comportamiento perturbador del niño es causado por la ansiedad, no por el TDAH. Por lo que es común ver que el niño pasa por un montón de diferentes especialistas al ver los padres que un tratamiento no surte efecto.

Dicho sea de paso y como lo hemos mencionado en anteriores artículos, la medicación no es el mejor camino para tu hijo al día de hoy que existen otras alternativas conductuales como la que tenemos en el Centro Aristo que sigue dos vías, la conductual y la neurológíca. 

Vamos a echar un vistazo a algunos de los síntomas psiquiátricos que se malinterpretan fácilmente en niños y adolescentes, lo que conduce a diagnósticos erróneos más comunes en niños y las consecuencias de esto. 

Falta de atención

1. El diagnóstico TDAH

El síntoma de la falta de atención a menudo es observado primero por los maestros, quienes pueden notar a un estudiante que es inusualmente distraído, o es propenso a soñar despierto y tiene dificultad para completar las tareas y seguir las instrucciones.

Mientras que todos los niños, especialmente aquellos que son muy jóvenes, tienden a tener intervalos de atención más cortos en comparación con los adultos, algunos niños tienen mucho más problemas para enfocarse que otros.

La falta de atención que está fuera del rango típico es uno de los 3 síntomas clave del TDAH, junto con la impulsividad y la hiperactividad. Así que cuando un niño se muestra inusualmente distraído, sospechar que tiene TDAH tiende a ser lo primero que padres y médicos sospechan.

Sin embargo, hay muchas otras posibilidades que pueden estar contribuyendo a la falta de atención.

Por ejemplo, el niño podría estar desatento porque está preocupado por su abuela que está enferma en el hospital, o porque está siendo intimidado en el recreo.

Otras posibilidades:

2. Trastorno obsesivo compulsivo (TOC):

Muchos niños con TOC son distraídos por sus obsesiones y compulsiones, y cuando el TOC es lo suficientemente grave, pueden pasar la mayor parte de su día obsesionado.

obsesivo compulsivo

Esto puede interferir en sus vidas de muchas maneras, incluyendo prestar atención en la escuela. Y puesto que los niños con TOC a menudo tienen vergüenza de sus síntomas, pueden hacer grandes esfuerzos para ocultar sus compulsiones.

No es raro ver a los niños mantener sus rituales bajo control mientras están en la escuela, sólo para estar abrumados cuando llegan a casa. Por lo tanto, un maestro puede notar que un estudiante tiene dificultad para centrarse y asumir que tiene un problema de atención, ya que el TOC en el niño no es aparente para él.

Por ejmplo: Si un niño no está prestando atención, puede ser  porque está

obsesionado con alguna manía.

3. Trastorno de estrés postraumático:

Los niños también parecen estar sufriendo de falta de atención cuando han sido afectados por un trauma.

Por ejemplo: el sobresalto exagerado y la hipervigilancia pueden hacer que un niño parezca nervioso y distraído.

4. Trastornos en el aprendizaje:

Cuando un niño parece estar buscando en las páginas del libro que se supone está leyendo, pero el profesor en clase cree que siempre estuvo distraído porque no puede dar ninguna referencia del libro que estaba ojeando.

La dislexia no diagnosticada no sólo puede hacer que un niño se inquiete con frustración, puede que se sienta avergonzado de que no parece ser capaz de hacer lo que los otros niños pueden hacer, y la intención de cubrir ese hecho, lo hace comportarse como distrido y poco interesado en las clases y tareas.

“El cincuenta por ciento de los niños que tienen problemas de aprendizaje

no tienen atención”,

Señala la Dra. Nancy Rappaport, profesora de la Escuela de Medicina de Harvard especializada en atención de la salud mental en la escuela.

“Para estos niños, necesitamos intervenir para apoyar sus déficits de

aprendizaje, de lo contrario tratarlos con estimulantes y medicación será

un fracaso”.

Y esto es cierto cuando en el Centro Psicopedagógico Aristo, muchos de nuestros niños tratados aquí, han compensado con éxito sus dificultades de aprendizaje con trabajo duro de nuestros profesionales y del niño.

Otros trastornos con diagnósticos erróneos por confusión

5. El diagnóstico Autismo

El autismo es un trastorno del desarrollo que hace que un niño tenga impedimentos en la comunicación. Los niños con autismo pueden tener un retraso en (o una completa falta de) el desarrollo del lenguaje hablado.

Los signos más evidentes de autismo se notan generalmente entre 2 y 3 años de edad. Aunque muchos niños en el espectro hablan, pueden usar el lenguaje de maneras inusuales, evitar el contacto visual, y prefieren estar solos. El autismo puede primero ser notado por los profesionales de la escuela, que se dan cuenta de que el niño no está interactuando socialmente con sus compañeros de una manera apropiada.

Otras posibilidades:

6. Mutismo selectivo:

El mutismo selectivo es un trastorno de ansiedad en el cual los niños no hablan en situaciones sociales particulares. Muchos niños con mutismo selectivo son habladores en casa, pero puede haber una falta completa de habla en otros entornos, como en la escuela. Es posible que no se comuniquen con sus compañeros o profesores, lo que puede llevar a que los profesores de la escuela estén preocupados por su desarrollo social.

depresion en niños

Estas dificultades sociales pueden llevar a algunos en la escuela a apurarse con la conclusión de que están en el espectro del autismo.

El diagnóstico común: Depresión

Es fácil para la mayoría de las personas reconozcan los síntomas de la depresión en:

  • Sentimientos de tristeza,
  • Disminución del interés en las actividades agradables habituales,
  • Fatiga,
  • Cambios de peso y
  • Dificultad para concentrarse.

Pero esto puede confundirse fácilmente con…

7. Hipotiroidismo:

El hipotiroidismo ocurre cuando la glándula tiroidea (una glándula en el cuello) no ofrece suficiente secreción de ciertas hormonas importantes.

Los síntomas del hipotiroidismo parecen muy similares a los de la depresión, e incluyen:

  • Fatiga,
  • Aumento de peso,
  • Sentimientos de tristeza y
  • Dificultad para pensar con claridad.

Sin embargo, el tratamiento para el hipotiroidismo es muy diferente: los niños con hipotiroidismo se tratan con una hormona de reemplazo de la tiroides.

 

Conclusiones:

Como se puede ver, hay un amplio espectro. Esto simplemente es lo más común.

Por ello en el centro Aristo, nos preocupamos por llegar a un diagnóstico real, acertado, de lo contrario, la salud del niño puede verse comprometida por ligeros diagnósticos que requerirán de otras evaluaciones erróneas y el niño puede perder gran parte de su vida, en la confusión de profesionales que no tienen los recursos, ni la metodología que garantice un diagnóstico acertado, disminuyendo de paso, la economía de la familia.

Si te has sentido identifiaco con alguno de estos casos o has notado algunos de estos comportamiento u otros que te preocupa, te invitamos a reservar una cita en el formulario a continuación:

RESERVA TU CITA Y EVALUACIÓN PRELIMINAR A TU NIÑO

IMPORTANTE: Si el formulario no te devuelve el mensaje de confirmación, no te preocupes. Estamos teniendo un problema con este proceso de respuesta del sistema, pero estamos recibiendo tus solicitudes de manera normal. Sólo dale click al botón de reserva y listo.

 

 

Post navigation

(2) Comments

  • Deja tu comentario