Cómo enseñar responsabilidad en tus niños

Cómo enseñar responsabilidad en tus niños

enseñar responsabilidad

No es fácil de conseguir una habitación limpia, juguetes en su lugar y los platos en la cocina, por poner algunos ejemplos de lo que sería bueno tu niño aprenda. Pero que lo aprendan desde muy niños a ser responsables y hacerse cargo por lo menos de lo que es suyo, le dará una ventaja cuando crezca y se valga por sí mismo.

Los niños son, después de todo, futuros trabajadores y si no aprenden el valor de la responsabilidad y el cumplir con sus tareas serán trabajadores con muchos problemas con sus superiores dentro de la empresa y la organización o desempeño de su trabajo.

Recordemos que no sólo de habilidad se sustenta el crecimiento profesional sino también de comprender y practicar la responsabilidad.

“Sabemos que los niños no están recibiendo tantas tareas como en los viejos tiempos”,

dice la Dra. Michele Borba, autora de UnSelfie: ¿Por qué los niños empáticos tienen éxito en nuestro mundo “todo sobre mi”?.

Una investigación

En 2015, el profesor Marty Rossmann de la Universidad de Minnesota  terminó una encuesta longitudinal de 84 niños que fueron estudiados en cuatro edades distintas de sus vidas.

La investigación examinó su interacción con los padres y con las tareas domésticas durante la etapa preescolar, la escuela primaria y la escuela secundaria, seguida de una breve entrevista a la edad de 20 años, según dónde se encontraban en la vida.

Rossmann encontró que los participantes más exitosos, basados ​​en el logro universitario, desarrollaron buena trayectoria profesional, relaciones personales e incluso un mayor Coeficiente Intelectual, y eran aquellos que habían adquirido la costumbre de hacer las tareas durante o antes del preescolar.

Los que comenzaron tarde, en su adolescencia, fueron los menos acertados, con problemas de conducta y prósperos profesionalmente.

“Toda la investigación dice que las tareas están altamente correlacionadas con la construcción del carácter, la responsabilidad, la coherencia, el enfoque y el deber”, dice Borba.

Por ello, necesitamos a nuestros pequeños enseñar la responsabilidad como padres o como maestros y enseñarles a ser más ogranizados.

Sin embargo algunos problemas enfrentamos al momento de enseñar responsabilidad en casa. 

  • La cantidad de tareas.
  • El conflicto familiar crea ambientes donde la responsabilidad es incierta o acusada en los miembros
  • Sentimiento de culpa de los padres que pueden ver al niño muy cansado para hacer otras tareas.

Cada inconveniente de los citados arriba, es un problema comprensible de ceder, pero se trata de reconocer estos problemas para anticiparnos y crear un ambiente cada vez más apropiado para que la valiosa paternidad sea desarrolle también junto con la educación del niño.

¿Cómo enseñar responsabilidad entonces?

Si resolvemos en algo los inconvenientes, vamos a crear situaciones viables.

  • Hacer las tareas más temprano
  • Tomar tiempo más allá de haber terminado la tarea. Lo importante es empezar a hacerlas. Luego desarrollaremos el cumplimiento total de la tarea.
  • Predicar con el ejemplo. Tan importante es esto, que nos da la mejor educación a todos, el ver a alguien haciendo.

“Es increíble lo que sus hijos son capaces de hacer”, dice Borba. “Pero hay un error al suponer que pueden hacerlo solos”.

Lo importante es que practique la tarea con él, y luego déjalos solos. Los niños son mejores en modelar el comportamiento que ve.

Los niños deben esforzarse y seguir las instrucciones. Pero no se debe esperar que ellos hagan trabajo a nivel adulto. Los preescolares hacen trabajo en preescolar, los de primaria hacen el trabajo de la primaria. El patrón no es difícil de averiguar.

Por ejemplo,

  • Los niños de 4 años de edad, puede hacer su cama si todo lo que tienen que hacer es enderezar un cobertor esponjoso grande.
  • Un niño de 5 años puede unirse a un padre para barrer si tiene una escoba pequeña.
  • Un niño de 10 años edad puede comenzar a hacer tareas de lavandería, cocina y jardinería sencilla.
  • Los adolescentes pueden comenzar a usar productos químicos para limpiar los baños, el coche, etc.

Recuerda que como padre estás enseñando la tarea tanto, sino estás enseñando

que se siente bien ser un miembro útil de la familia. 

No pagues por la tarea

Un error que muchos padres cometen es hacer un pago por hacer una tarea. Ayudar a la familia es su propia recompensa, incluso cuando la ayuda no es gran cosa.

Cuéntanos ¿Cómo le enseñas responsabilidad a tus hijos? 

Post navigation

Deja tu comentario