¿Por qué la intervención temprana es importante?

Debes abordar la depresión en tu hijo adolescente, ya que el sufrimiento no es la única razón que existe, también presenta falta de energía, falta de concentración, problemas sociales con los demás,  estos son factores que pueden impactar significativamente en lo académico y lo social.

Los efectos del bajo rendimiento académico se pueden ver a simple vista, no tienen

confianza en si mismos, bajas notas, se siente fuera de un grupo, lo cual

afecta su futuro.

Tener un grupo de amigos y estar bien en la escuela es tan importe para la vida de un adolescente, les deprime cuando no consiguen amigos o simplemente no van bien en sus notas, esto agrava su depresión.

Los pensamientos suicidas

Un adolescente con depresión tiende a desarrollar ansiedad lo cual son dos trastornos diferentes. La depresión y la ansiedad se llevan muy bien juntos, y en la mente de un adolescente es un estado negativo ya que no se siente bien consigo mismo, no tiene  confianza, no esta seguro de si mismo.

Tenemos dos problemas a resolver, puesto que la depresión y la ansiedad tienden a ser pensamientos suicidas para un adolescente.

El suicidio es la tercera principal causa de la muerte de adolescentes y jóvenes entre los 15 a 24 años de edad.

Usualmente los adolescentes esconden su depresión o ansiedad de sus padres y amigos, por este motivo es importante estar alerta con los signos que presenta, los cambios en el rendimiento escolar, hábitos alimenticios, de sueño, deja las cosas que les gusta hacer, o se siente mal con su apariencia.

La mayoría de los adolescentes que desarrollan problemas de abuso de sustancias también tienen un trastorno psiquiátrico, incluyendo a la ansiedad o la depresión, que es otra razón importante para conseguir el tratamiento de una manera oportuna.

Los tratamientos para la depresión.

Por suerte, la temprana participación de los expertos pueden ayudarte a controlar o disminuir estos trastornos con terapias cognitivo-conductual.

La terapia cognitiva conductual  (TCC) se basa en una persona que se encuentra atrapada en un patrón negativo de pensamientos. Los Adolescentes deprimidos tienden a evaluarse negativamente a sí mismos, interpretar a los demás negativamente, y asumir todo negativamente.

Con la TCC, enseñamos a los adolescentes a desafiar esos pensamientos negativos, para reconocer lo negativo y entrenarse para estar fuera de ellos. Y en muchos casos se ve una mejora real.

Si la depresión es de moderada a severa, el tratamiento puede consistir en medicamentos como los antidepresivos. Una combinación de psicoterapia y medicamentos por lo general funciona en cualquiera de los dos solos.