Suicidio de padres: Cómo ayudar al niño.

Suicidio de padres: Cómo ayudar al niño.

suicidio de padres

Vamos a hablar sobre un tema sensible pero necesario. Y esta debe ser una de las situaciones más impactantes en la vida de una persona y cuanto más de un niño.

Cuando un padre muere, siempre es doloroso para un niño. Y la muerte de un padre por suicidio en especial, tiene un efecto perturbador aún más doloroso.

Al igual que con todos los eventos traumáticos, la forma en que los niños son acogidos por los familiares apoyando el procesamiento de sus sentimientos por el suicidio de padres, afectará la forma en que se recuperarán con éxito.

Los niños son muy resistentes, y mientras que el suicidio de un padre nunca dejará de ser un evento importante en sus vidas, con ayuda pueden recuperar su salud emocional y vitalidad.

Cuando los niños experimentan la muerte repentina de uno de los padres, pasan a través de lo que llamamos duelo traumático. Este tipo de muerte no es sólo una cosa dolorosa para asimilar; se desencadena un proceso complicado o emocionalmente conflictivo.

Veamoslo por partes:

Lo importante de un duelo sano.

Los niños en una situación como esta pueden experimentar no sólo dolor, sino albergar otros sentimientos como vergüenza, ira, rechazo, culpa, generando toda una enorme confusión que suelen guardar sin expresiones notables de que ello, está pasando dentro de sí.

Por lo que es importante observar esto y orientarlo a un camino de necesarios sentimientos de tristeza y dolor, pues es la forma como finalmente se puede aceptar que no tiene nada que ver con ellos, evitando la culpa y asimilando que pueden ser capaces de recordar a su padre o madre con cariño y amor a pesar de sus defectos.

Esto que podría ser algo que haríamos cualquiera de nosotros con un niño que ha pasado por esta situación, tiene especial importancia y necesaria atención ya que según un estudio del Centro Infantil Johns Hopkins, los niños con padres que se suicidaron, tienden a también considerar esta, una posible acción en caso de profunda tristeza.

Es por lo tanto una tendencia peligrosa sino se presta especial atención en ayudarlo a procesar toda la situación y romper un ciclo de suicidios en la familia.

¿Cómo ayudarlo desde casa?

Hay cosas que puedes hacer para ayudar a un niño desde el hogar. Actitudes que son un acierto para quienes permanecen alrededor y muy cerca de su vida.

  • Darles respuestas simples y honestas a sus preguntas
  • Ayudarlo a comprender que sus sentimientos son aceptables: Ya sea ira por la madre o padre que se suicidó y que no significa que ello, traiciona el amor que se les tiene.
  • Explicar que lo que pasó a mamá o a papá es a causa de una enfermedad mental llamada depresión.

Esto puede aliviarlo mucho de la culpa que podría sentir probablemente ya que al ser narcisistas naturales, los niños tienden a ponerse en el centro de la situación pensando cosas como:

  • Si se hubiera comportado mejor,
  • Si hubiera llegado a casa después de la escuela,
  • Si hubiera esforzado más para animar a mamá o papá, etc…

…Todo esto no hubiera pasado.

Lo que queremos es que entiendan que el padre estaba enfermo. Hicimos todo lo posible para ayudarlo, pero no se pudo.

Esto no es una comprensión que no se logra en una conversación; sino es algo que tiene que ser trabajado en el transcurso del tiempo.

La idea es ayudar a los niños a recuperarse y mantener su vida tan normal como sea posible, para volver a las rutinas tan pronto como sea posible, para volver a la escuela y las actividades regulares.

Cuidado con estos signos de Trauma

¿Cuándo debemos preocuparnos que un niño no puede recuperarse de una manera saludable?

Aunque es difícil distinguir los problemas de comportamiento del proceso de duelo esperado, hay algunas cosas importantes a tener en cuenta.

Con una experiencia traumática “regular”, como estar cerca de un accidente, un ataque, un

desastre, esperamos que los signos de recuperación sean en aproximadamente en un mes.

Si la tristeza de un niño y el aislamiento de las actividades normales no se disipan con el tiempo, y comienzan a provocar su deterioro por ejemplo, no querer ir a la escuela, alteraciones en los hábitos de sueño, disminución del apetito, irritabilidad, pueden ser una alerta que no debemos pasar por alto.

El mayor signo de que alguien no está de duelo de una manera natural y sana es una relación perturbada a la memoria del ser querido. Esto puede incluir evitar lugares o situaciones que puedan recordar al padre que murió, embotamiento emocional, o amnesia selectiva sobre la pérdida traumática.

¿Qué niños están en mayor riesgo de sufrir un traumatismo de larga duración?

Los niños con personalidades de ansiedad extrema

  • Los niños que han sufrido otros traumas
  • Los niños que carecen de fuertes redes de apoyo, tanto dentro de la familia y en la comunidad en general.
  • Y las niñas, por razones que no quedan claras aún, son 3 veces más propensas a tener reacciones traumáticas a eventos perturbadores.

Si conoces a alguien en esta situación no dudes en hacer que nos tome en cuenta y compartir este artículo. Abajo hay un formulario que se puede usar para reservar una consulta personal.

En el Centro Aristo, estamos para ayudar a superar esta situación y hacer que el niño retorne lo más pronto posible a sus actividades normales.


RESERVA A CONTINUACIÓN TU CONSULTA PERSONALIZADA

Post navigation

Deja tu comentario